El dia 22 de Diciembre del 2018 es un día importante, ya que marca no sólo un cambio de estación, sino un cambio de era a nivel conciencia individual y social.

Muchos de nosotros podemos estar experimentando esto a niveles internos, a través de pesadillas, de «demonios» encerrados dentro de nuestro ser, de heridas que habián quedado encerradas en el cajón del corazón o que simplemente le habiamos puesto una tirita, sin darnos el tiempo para sanar o prestarle atención, a todas estas cosas que por el ritmo de vida nos dedicamos a guardar dentro de nosotros mismos.

Astrologicamente, están teniendo lugar varios fenomenos. Recién ha habido un cambio de Nodos (6 de Noviembre), en el Nodo Sur nos encontramos a Capricornio y en el Nodo Norte está Cáncer.

Los Nodos, tiene que ver con las vidas pasadas, con las memorias ancentrales. El Nodo Norte, símboliza el mapa del alma, cuál es tu misión, para que has vinido realmente en esta encarnación. El Nodo Sur, tiene que ver con aquellas cosas que nos limita, con los miedos, con los patrones inconscientes, es un gran momento para evolucionar y romper patrones repetitivos.

Por un lado tenemos los Nodos en Capricornio y Cáncer, y este fin de semana estos signos serán los grandes protagonistas.

En el Solsticio de Invierno, en el Hemisferio Norte, se produce la entrada del Sol en Capricornio, signo regido por Saturno. El Sol tiene que ver con el Ego, con la Personalidad, con el Yo, con la mente racional. La Luna Llena está en Cáncer, regido por la Luna. La Luna simboliza lo subconsciente, lo oculto, los secretos, el misticismo, aquello que tendemos a esconder, es la parte más íntima que está dentro de cada uno de nosotros.

Por tanto vemos como el Sol y la Luna son los grandes protagonistas de este fin de semana.

La Carta que simboliza esta fecha y periodo es del 2 de Oros y recibe el nombre de «El Señor del Cambio Armonioso», y nos enseña que el Universo, tanto interno como externo está en contaste cambio. El 2 de Oros es el Iniciador de momentos clave que tiene que ver con nuestra evolución humana y como seres espirituales. Si ves esta carta, la figura tiene dos monedas y se puede trazar el símbolo del infinito, y nos dice que tenemos que buscar el balance entre nuestra energía solar y lunar.

Como mencioné anteriormente, nos encontramos ante un periodo liminal, es decir un perido entre dos etapas y dos eras. Esta Navidad representa un Portal Energético muy potente, que nos ayuda a soltar a nivel interno para poder evolucionar.

Es un momento donde nuestra mente incosciente y/o subsconsciente (Luna) saca lo que está encerrado y/o enterrado a nuestra mente consciente (Sol). Cáncer es un signo que es muy emocional y se deja llevar mucho por lo que siente en el momento, Cáncer es muy dramático, y son los «Drama Queen» del zodiaco. Esto se traduce a que mucho de nosotros podemos vernos envueltos en dramas que no nos corresponden a nivel social, y nos dejamos arrastrar por ellos, o con dramas que tengan que ver a nivel individual, estándo muy irascibles. Además, Cáncer es uno de los signos más psíquicos, y nos invita a bucear en el interior de nuestra mente, de nuestros sueños y se nos revelarán símbolos, heridas, fantasmas del pasado y tendremos que lugar con ellas para poder soltar.

A modo personal, yo tuve un viaje astral, donde me tuve que enfrentar a un «demonio» chino y cuando lo derroté, me levanté muy exaltada. En un principio pensé, que se trataba de un ser del astral, pero me di cuenta, que ese demonio lo habia creado yo y era la manifestación de mis asuntos sin resolver. Otras personas, me han escrito, contándome que han tenido sueños con demonios, y que algunos de ellos intentaban entrar a su casa. No hay que olvidar, que la Casa, tiene que ver con el Yo (Sol) y esos demonios, son asuntos sin resolver que salen de nuestro interior (Luna).

Capricornio está regido por Saturno, y tiene que ver con lo establecido, con el control, con el orden. Pero la frecuencia de Saturno se manifestará en situaciones materiales o físicas, que nos hagan caer en la cuenta de aquellas cosas que tenemos dentro y necesitamos soltar. Porque a veces, no sabemos que es exactamente, lo que tenemos que liberar hasta que se nos da la oportunidad de aprenderlo, en una situación cotidiana o mundana.

¡Feliz Invierno!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.