BENDICIÓN DE LOS CINCO ELEMENTOS

Somos tierra, somos aire, somos agua, somos fuego y somos espíritu.

(Arabela Jade)

Los cinco elementos están presentes en tí, en lo que te rodea y en el Universo mismo. En el momento de nacer tomaste tu primer aliento de vida, respirando el aire para oxigenar tu cuerpo. El agua fue tu hogar en el útero materno y en tu primer llanto manifestaste este elemento a través de tus lágrimas. El fuego es la fuerza vital que te impulsa a perseguir tus sueños, es el coraje para tomar las decisiones que nos van planteando la vida. La tierra es cada una de las células que compone nuestro cuerpo, es el vehículo físico para poder experimentar en esta realidad. El espíritu es la chispa divina que hace posible la vida y que le da sentido a la existencia.

Para tener una vida equilibrada, es necesario que todos los elementos estén en perfecto balance. Si tenemos un exceso aire, no veremos la realidad tal y como es, tendiendo a fantasear. Un exceso de agua da lugar a la tristeza ya que buceamos profundamente hacia nuestras emociones dejando que se desborden. Si tenemos un exceso fuego se manifiesta en la capacidad de iniciar proyectos y no terminarlos. Y por último el exceso de tierra nos lleva a la avaricia y al egoísmo.

Recibir la bendición de los cinco elementos es una experiencia que cambia la vida ya que cada uno de ellos, es una llave que nos transforma para conectar con la propia esencia. Durante la ceremonia se desbloquean emociones que estaban ocultas, trayendo la inspiración y la fuerza para manifestar las cosas que queremos en realmente en la vida. Es un rito que está abierto a todo el mundo, no importa la religión, las creencias, el sexo o la edad. Ya que esta bendición nos da aquello que el espíritu está buscando en este momento presente y  marca verdadero camino.

Esta ceremonia es presencial y se ofrece en cualquier parte del mundo.